Gabriela Estrada Loochkartt

Gabriela-Estrada-Loochkartt

Gabriela Estrada Loochkartt
Morada, 2020
Tejido en lana virgen
115 x 80 x 125 cm
_

Morada es una instalación que consiste en una casa tejida a mano con dos agujas en lana virgen blanca; un espacio inmersivo en donde cabe una persona acurrucada. La casita tiene una relación directa con el espacio, pues su proceso de tensado, de sostén, depende de su entorno: hilos también de lana salen de sus ángulos y llegan a los árboles o, por el contrario, a los techos y paredes que la rodean y de los cuales pende. Cuando se está adentro, la luz se cuela por los huecos del tejido dibujando en la piel texturas reflejadas por la lana y la luz. Los habitantes de la casa, o los visitantes de la exposición, tienen que moverse delicadamente entre los hilos que invaden el espacio para respetar su integridad. En esta representación digital de la obra, la experiencia se completa con dos fotografías en las que la artista habita la casa. 

Dice Estrada Loochkartt: «El habitar, como el tejido, se construye día a día al compás de la cotidianidad. La casa es un lugar para recogerse, así como lo hacen los animales en sus moradas. Con una casita tan pequeña es suficiente, lo importante es poder acurrucarse. Lo que no sabía —aunque a veces me parece que algo presentí—, es que venía la cuarentena. Llevaba un año creando alrededor de mi casa, y ahora estaba obligada a quedarme ahí encerrada. Me pregunto si la construí solo para estar tranquila estos días y poder tocar el pasto con mis pies. Comencé entonces a tejer incesante una nueva casa, la casa de mi encierro. Tejí mi propio encierro. Los nudos formados entre la lana me sanan. Morada es mi compañía durante este proceso. Tejer es un momento poético de espera. La casa es un ser femenino y con ella comparto mi espera».

Morada 4

Morada 3

Morada 2

Gabriela Estrada Loochkartt
Morada, 2020
Tejido en lana virgen
115 x 80 x 125 cm

English Link