Julián García

Julian-Garcia

A comienzos de diciembre del año pasado y con casi nueve meses de distanciamiento físico, la artista decide abrirle una ventana nueva a su habitación. En un laboratorio virtual, desarrolló junto a Juan Camilo González y Lina Orejuela un dispositivo que le permitió dejar una ventana abierta, o más bien, una puerta porque a través de la ventana se puede ver y a través de la puerta se puede entrar. El acceso a esta interfaz telemática de comunicación se realizaba a través de una página de internet, un dispositivo que integraba un circuito cerrado de televisión y que registraba su habitación (24/7) a través del cual se podían encender las lámparas dentro de ese espacio en tiempo real y a distancia. 

La pieza es en parte la narración y la documentación de los encuentros, sensaciones y experiencias que se suscitaron durante los dos meses que García convivió con el dispositivo y con quienes entraron a su cuarto a través de él. Luego de haberla desmontado, la instalación se convierte en un nuevo descubrimiento de nuestras relaciones con y a través del dispositivo. 

La obra hace parte del Proyecto tangente que busca poner en escena fuerzas y afectos que existen en el encuentro entre dos personas y dadas las condiciones actuales, ‘la reformulación forzada del contacto humano’. En definitiva, una poética del encuentro.

Julián García 1

Julián García 
Acompáñame a estar solo, 2020-2021 
Instalación telemática 
Dimensiones variables 

English Link