FIESTA

16294d4cb501-FIESTA-FB

 

Del 2 de junio al 16 de julio de 2022

Curadora: Ana María Montenegro

Gabriel Castillo (1958, Cúcuta) comenzó a hacer esculturas de barro a los 10 años y desde entonces nunca paró. Esa misma curiosidad, que se mantiene intacta a sus 64 años, lo llevó de manera intuitiva y autodidacta de la cerámica al objeto encontrado; de la pintura al arte conceptual; y de la escultura al land art.

A lo largo de los años, estos saltos formales se volvieron más arriesgados y libres, armando un cuerpo de obra extenso y disperso que nos propone estar en el mundo desde el fluir constante, siempre dispuestos a cambiar de posición. Para él, los objetos son mágicos e importantes y al mismo tiempo no lo son. Enunciar las ideas es suficiente, pero también hay que escribirlas en alguna superficie y darles un cuerpo. El futuro no existe y, sin embargo, debemos actualizar el abecedario y fundar nuevos países. Todo esto tiene que leerse en voz alta y escribirse en mayúsculas sostenidas, pero también hay que sentarse a mirar a los animales y dejar que el tiempo pase para que la pintura de las piedras desaparezca por el sol.

Por todo esto, hacer una retrospectiva de Gabriel no es sencillo. Gabriel es un artista del presente, de lo excesivo y de lo efímero y, sobre todo de la posibilidad y la imaginación. Por eso mismo, esta exposición es tan urgente para el momento en el que estamos: además de ser un homenaje necesario a la vida y el trabajo incesante de Gabriel, es también una invitación a la alegría, a recordar por qué hacemos arte y por qué debemos insistir en hacerlo incluso en las más áridas de las dificultades.

Aunque esta es apenas una muestra de su prolífica obra, en ella se pueden apreciar sus cualidades más especiales: cómo aun siendo universal y accesible es absolutamente local —cututeña, caribeña y de frontera—. También están presentes los problemas plásticos que siempre le han interesado: explorar estados intermedios entre lo figurativo y lo abstracto a través de la geometría; ensamblar lo natural y lo artificial en un mismo objeto para señalar la arbitrariedad de esta diferencia; expandir la noción de paisaje interviniéndolo directamente; inventar nuevas versiones de los juegos de siempre para demostrarnos que «en la vida, como en el arte, todo se puede». Todo esto atravesado siempre por el humor. el rasgo más característico de su obra y que da cuenta de su generosidad con el espectador.

Para la selección también fue muy importante que, además de las obras más objetuales, estuvieran las ocurrencias (como se refiere a ellas Gabriel): proyectos ambiciosos, pero nunca imposibles, que por su naturaleza se han expuesto mucho menos. Algunas, como La República del Catatumbo, El vuelo internacional más corto del mundo, la nueva Che, Volcán y Nevado se explican lúdicamente en textos, objetos y videos.

Otras obras han sido producidas para esta exposición en colaboración generosa con varios artistas. Es el caso del Peso latino, una serie de billetes diseñados y producidos por Taller Agosto (Maria Jimena Sánchez y Eduardo Arias) para un utópico sistema monetario latinoamericano que unifica a la región. Fútbol en el bosque, producida y registrada por Diego Piñeros, que plantea una nueva versión del juego en la que la ubicación de los árboles dentro de la cancha determina las reglas y la configuración del partido. FOGATA, pensada y producida con Wallace V. Masuko para la inauguración de esta muestra, es una fiesta móvil que continúa la exposición fuera de la sala, y donde se manifiesta otra forma de hacer recurrente de Gabriel: pensar obras para situaciones específicas. Todo esto se materializa en el espacio con la museografía cuidadosa y atenta de Laura Cuervo, la gran obra detrás de las obras, que se conectó con el espíritu del trabajo de Gabriel para desplegarlo en el espacio.

Sobre Ana María Montenegro

53015848a7a1-Ana-Montenegro.jpeg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artista que a través de experimentos conceptuales y narrativos que abarcan video, instalación, web y performance, aborda la manera en la que el lenguaje y nuestra relación con la historia determinan la actualidad de nuestro contexto social y político. Estudió arte en la Universidad de los Andes y en el San Francisco Art Institute en California, EE. UU. Su trabajo se ha exhibido en la Bienal Contemporánea de Arte de Coimbra, Radical Networks (NY), el Museo de Arte Moderno de Medellín, el Museo de Arte del Banco de la República y Espacio Odeón, entre otros. Fue parte del   equipo curatorial del 45 Salón Nacional de Artistas (2019). Actualmente es profesora de arte en la Universidad de los Andes.


Artistas participantes

English Link